Desde que se declaró el estado de alarma las autoridades sanitarias no paran de recordarnos la vital importancia que tienen las medidas de higiene, tanto personal como de nuestras casas.

Desde Ayuda Doméstica hemos establecido unos protocolos para nuestras empleadas de hogar que garanticen la máxima seguridad en cuanto a posibles contagios y mantener nuestros hogares desinfectados.

Recomendaciones

  • La trabajadora que sale a diario a la calle deberá llegar a su lugar de trabajo, descalzarse en la puerta y guardar los zapatos en una bolsa cerrada.
  • Se cambiará de ropa en la estancia más cercana a la puerta de la calle y también la guardará en una bolsa cerrada.
  • Las prendas que utilice, entre las cuales se incluirá una bata, se lavarán a diario. Asimismo hará uso de guantes, mascarilla y gorro, en este caso desechables,  que se sustituirán todos los días por unos nuevos.
  • La empleada de hogar tendrá especial atención a los lugares que más tocamos, como picaportes de puertas, mesas, encimeras o interruptores de la luz.
  • Mantener una distancia de seguridad de un metro como mínimo.
  • Puede ser útil hacer test PCR a las trabajadores internas; a las externas, por el contrario, al salir a diario a la calle, no tendría mucho sentido pues habría que repetirlas a lo largo de los días. Estas pruebas correrán a cargo del empleador (su coste no supera los 100 €) y si lo desea le pondremos en contacto con los laboratorios con los cuales trabajamos.
  • Al terminar su jornada, se cambiará en el mismo lugar donde lo hizo al inicio de la jornada y lo desinfectará.

Siguiendo estas indicaciones mantendremos nuestra vivienda totalmente limpia y libre de virus.

Pero Ayuda Doméstica aporta mucho más…

El servicio doméstico se ha visto seriamente afectado por la crisis y sus prestaciones no acaban de llegar. Este hecho, aunque sea duro decirlo, nos hace disponer de una oferta más amplia para los empleadores, ya que muchas empleadas de hogar se han quedado sin trabajo y las posibilidades de selección son por consiguiente mayores.

En el caso de contratar a cuidadoras de personas de la tercera edad o de niños necesitamos asegurar tanto su profesionalidad como su eficacia, garantizando sus valores morales, además del cariño que necesitamos todos y la entrega en su trabajo.

Nuestro objetivo es desarrollar una labor social que dignifique la profesión enmarcando siempre las contrataciones en la legislación vigente y liberando al empleador de cualquier carga extra de trabajo, pues nosotros nos encargamos de realizar todas las gestiones.

Call Now Button