En este artículo trataremos de explicar de forma sencilla qué es el periodo de prueba y cómo afecta a las relaciones con la empleada de hogar, así como su duración, forma, etc.

El periodo de prueba implica que el contrato se celebra con carácter provisional, pendiente de la superación del mismo. En principio durante este tiempo ambas partes tienen la posibilidad de conocerse y comprobar si el trabajador es apto para desempeñar el puesto de trabajo para el que ha sido contratado.

Este plazo temporal permite al empleador extinguir la relación laboral en cualquier momento, sin preaviso y sin indemnización. Es importante tener presente que el periodo de prueba no es un contrato de trabajo en sí mismo, sino una cláusula que se incluye en él, que puede ser tanto temporal como indefinido.

Es preciso tener en cuenta que:

  • Será nulo el pacto que establezca un periodo de prueba cuando el trabajador haya desempeñado con anterioridad las mismas funciones en la empresa, bajo cualquier modalidad de contratación.
  • Las situaciones de incapacidad temporal, maternidad y adopción o acogimiento que afecten al trabajador durante este periodo interrumpen el cómputo del mismo siempre que se produzca un acuerdo entre ambas partes.

En cuanto a su duración, es fundamental saber que el tiempo máximo que se puede establecer como periodo de prueba es de 2 meses,  y si la duración del contrato es inferior a 6 meses no puede ser superior a 30 días.

 

Call Now Button