Aunque es un tema que hemos tratado anteriormente en nuestro blog, no está de más repasarlo, debido que hemos detectado que a la mayoría de empleadores le surgen dudas a la hora de dar por finalizada la relación laboral con su empleada de hogar. En consecuencia, intentaremos explicarlo de una forma más

Las causas de extinción del contrato laboral en el servicio de hogar son las generales establecidas en el Estatuto de los Trabajadores, junto, como particularidad de esta relación, la posibilidad de que el contrato se extinga por voluntad del empleador sin alegar causa (desistimiento). Igualmente, no será posible proceder al despido por causas de fuerza mayor, despido colectivo o causas objetivas legalmente procedentes por ser incompatibles con la naturaleza de esta relación

Extinción

  1. Por mutuo acuerdo de las partes.
  2. Por las causas consignadas en el contrato de trabajo salvo que las mismas constituyan abuso de derecho manifiesto por parte del empleador.
  3. Por expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio del objeto del contrato.
  4. Por dimisión de la trabajadora.
  5. Por muerte, gran invalidez o invalidez permanente total o absoluta de la empleada de hogar.
  6. Por jubilación de la trabajadora.
  7. Por muerte o incapacidad del empleador.
  8. Por voluntad de la empleada de hogar fundamentada en un incumplimiento contractual del empresario.
  9. Por decisión de la trabajadora que se vea obligada a abandonar definitivamente su puesto de trabajo como consecuencia de ser víctima de violencia de género.

Desistimiento Empleador

Ha de hacerse constar de manera clara e inequívoca la voluntad del empleador de dar por finalizada la relación laboral.

En caso de incumplimiento del preaviso, el empleador deberá indemnizar a la empleada con la cantidad correspondiente en salario a los días naturales de incumplimiento.

Si la que desiste es la empleada, esta también tendrá que preavisar al empleador con los mismos plazos, si no, tendrá que indemnizar al empleador de la misma manera.

No está de más recordar que durante el periodo de prueba se puede dar por finalizada la relación laboral sin que ello conlleve ninguna indemnización.

Indemnización

Debe realizarse íntegramente en metálico y por los siguientes importes:

  • 12 días naturales de salario por año de servicio, con el límite de seis mensualidades (contratos concertados con posterioridad al 1 de enero de 2012).
  • 7 días naturales de salario por año de servicio con el límite de seis mensualidades (contratos concertados con anterioridad al 1 de enero de 2012).
Call Now Button