Existen una serie de conocimientos y habilidades que son esenciales para aquellas personas que trabajan en el servicio doméstico, pues les ayudarán a realizar de forma eficaz las funciones requeridas en los puestos que ocupan y optimizar su tiempo de trabajo, lo que sin duda les hará merecedores del aprecio de sus empleadores.

Las agencias de colocación de este tipo de personal deberán valorar estas cualidades a la hora de seleccionar al personal idóneo, así como algunas más específicas, pues en ocasiones surgen oportunidades de trabajo relacionadas con ellas. A continuación describimos algunas.

Cocina

Es necesario tener nociones de cocina -cuanto más amplias, mejor- para preparar adecuadamente el desayuno, el almuerzo y la cena, y se valora mucho la capacidad para elaborar platos más sofisticados, así como el esfuerzo en conocer la gastronomía local en el lugar donde se encuentre el domicilio en el cual se va a trabajar.

Limpieza de la casa

Este punto incluye la limpieza de las diferentes partes de la casa, tales como dormitorios, baños, cocina, comedor, sala de estar y áreas al aire libre, por lo que es importante manejarse bien a la hora de realizar las acciones más comunes de la limpieza doméstica, como barrer, aspirar, fregar, quitar el polvo o encerar. También es importante saber cambiar las sábanas y las cortinas con presteza y limpiar las alfombras y las encimeras.

Hacer la colada y plancha

Lavar la ropa y planchar son dos de las tareas básicas del trabajador del hogar. Y para cuidar de la ropa y prolongar su ciclo de vida útil es aconsejable mirar la etiqueta para ver los consejos del fabricante antes de poner la lavadora y controlar la temperatura de la plancha.

Hacer la compra

En este punto se incluyen la preparación de la lista de la compra de alimentos; es conveniente saber cuáles son los alimentos propios de cada temporada para preservar la economía del hogar y los productos más frescos También es necesario conocer las técnicas de almacenamiento de los diferentes productos en los frigoríficos, pues siempre será mejor guardarlos en recipientes adecuados antes de introducirlos en los mismos, para que queden bien protegidos, y colocarlos en la posición idónea.

Cuidado de niños

Este aspecto del trabajo en el hogar requerirá bañar, alimentar, cuidar y llevar a la escuela a los más pequeños de la casa, y es sin duda una de las labores más gratificantes dentro del servicio doméstico, pues suele ser una actividad dinámica y divertida que debe realizarse de la forma más cariñosa y natural posible. En este sentido se valora mucho el aprendizaje de juegos interactivos que desarrollen el potencial de los niños así como de técnicas de comunicación. que sirvan para ayudarles a entender las lecciones del día y mejorar en sus proyectos escolares.

Alimentación de mascotas

Muchos empleadores conviven con mascotas, que en ocasiones son tratadas y tan queridas casi como un miembro más de la familia, como perros, gatos u otros animales domésticos, y es muy posible que los empleados domésticos deban ocuparse de su aseo y alimentación, así como de sacarlos a pasear, que bien enfocado puede ser un momento antiestrés para el trabajador. Estar pendiente de sus fechas de vacunación, por ejemplo, es un punto a favor que tanto los animales de compañía como sus dueños sin duda agradecerán.

Cuidados de plantas en terrazas o jardines

Si la casa en la cual se lleva a cabo el trabajo doméstico tiene una terraza, o un pequeño jardín, con plantas, así como en el caso de que vivan en el interior, la empleada de hogar debe estar familiarizada con las labores de mantienimiento básico de las mismas, tales como el riego, el recorte de hojas secas u ocuparse de que en el cambio de estaciones las macetas estén en el lugar adecuado. Si se trata de un jardín grande, el trabajador doméstico no podrá hacer podas, por lo que el empleador deberá contratar a un jardinero particular que disponga de la maquinaria y herramientas necesarias.

Conducir y limpiar el vehículo del empleador

Un plus realmente apreciado en este sector es saber conducir y tener el correspondiente permiso legal para hacerlo, por si es necesario llevar al empleador al trabajo o a otros lugares o a sus hijos a la escuela, así como para hacer recados necesarios para el hogar o llevar a los huéspedes a destinos concretos. Asimismo viene muy bien conocer las técnicas, herramientas y productos básicos de limpieza de diferentes tipos de vehículos, como sedanes, SUVs, camionetas e incluso motocicletas, que permitirán al empleado, llegado el caso, realizar acciones como encerar, limpiar llantas, lavar motores, limpiar los parabrisas y ventanillas y aspirar el interior.

En resumen, es fundamental identificar las necesidades o prioridades de cada empleador para contratar al personal doméstico adecuado en función de sus características y habilidades con objeto de mantener la casa al gusto de cada familia, sin perder nunca de vista que la organización del tiempo de trabajo es fundamental, por lo que conviene establecer horarios con el empleador para llevar a cabo cada tarea. Al fin y al cabo, en una casa siempre hay cosas que hacer.

 

Call Now Button